El Mundial Júnior de Atletismo deja un balance de 15 medallas para la delegación española

La localidad suiza de Nottwil ha sido escenario del Mundial Júnior de Atletismo, al que España acudía con un equipo conformado por 19 atletas y seis guías, once de los cuales pertenecientes al Equipo Liberty de Promesas. Tras cuatro intensas jornadas de competición, la delegación española ha regresado a nuestro país con un botín de 15 medallas, cuatro de ellas de oro, cuatro de plata y siete de bronce. Un balance “muy satisfactorio” en palabras de los responsables técnicos desplazados a tierras helvéticas.  

Nagore Folgado fue una de las grandes protagonistas de este Mundial para los nuestros. A pesar de su tremenda juventud, ya que apenas tiene 15 años, la valenciana, atleta con discapacidad visual, ha demostrado ser una gran especialista de las pruebas de velocidad, acumulando dos medallas de oro en las pruebas de 100 y 200. De esta manera, se acerca aún más el sueño que manifestaba antes de acudir a este Campeonato del Mundo y que no era otro que el de competir en unos Juegos Paralímpicos.

Otra valenciana, en este caso Nuria Pascual, fue otra de las que acumuló un mayor número de éxitos en esta cita mundialista. Oro en salto de longitud y dos platas, en 100 y 800, la convierten, a sus 14 años, en una de las grandes esperanzas de futuro del atletismo español.

Los deportistas con discapacidad visual fueron quienes aglutinaron el total de las medallas de nuestra selección en Nottwil. Tres medallas, una plata y dos bronces, de Beatriz Silvestre, otras  dos preseas (oro y bronce) de Alba García, con su guía Jaime del Río, la plata de Adalberto Bencomo y los cuatro bronces de Ana Moya, Jairo Salgueiro, Vicente Martínez y Eduardo Uceda completan los podios de nuestros atletas.

Estas quince medallas se han quedado a tan sólo una de igualar el resultado del último Campeonato del Mundo celebrado hace dos años, también en Nottwil. El objetivo con el que el equipo español acudía a tierras suizas se ha cumplido, ya que, además de lograr esa buena cantidad de metales, muchos de nuestros atletas han podido superar sus mejores marcas personas, y eso es algo a lo que aspiraban los responsables técnicos que acudían al frente de la expedición.

Con este balance, España ha finalizado en décima posición en un medallero encabezado por Estados Unidos, India, Alemania y Brasil. Lo importante es que la cantera del atletismo en nuestro país siga apretando fuerte para asegurar ese relevo generacional que, más tarde o más temprano, tendrá que producirse. Y proyectos y programas como el del Equipo Liberty de Promesas Paralímpicas ayuda, y mucho, a ello.