¿Qué es?

¿Qué es la clasificación? ¿Por qué y para qué clasificamos?

Clasificación deportiva

En el deporte paralímpico pueden participar personas con discapacidad física, intelectual y visual, o con parálisis cerebral o daño cerebral adquirido.

La clasificación de la discapacidad en el deporte permite agrupar a los participantes en clases deportivas en las que los integrantes tienen limitaciones similares, con el objetivo de que puedan competir en términos de igualdad y que sean las capacidades de cada deportista y la excelencia deportiva las que determinen el resultado de la competición.

Los diferentes sistemas de clasificación de cada deporte también definen quién es elegible para competir en ese deporte y quién no.

Los deportistas se agrupan en clases deportivas en función de cómo una deficiencia elegible afecta ala ejecución de las habilidades deportivas requeridas en cada deporte. Así, por ejemplo, un jugador de baloncesto recibiría una determina clase en función de las limitaciones para maniobrar la silla, lanzar o pasar el balón, entre otras. Por ello, para que la clasificación minimice el impacto de la discapacidad en el rendimiento deportivo, la clasificación debe ser específica del deporte, y desde hace unos años, basada en evidencias científicas.

Para que un deportista sea elegible y pueda competir en deporte paralímpico debe tener alguno de estos tipos de deficiencia:

  • Física: pérdida o ausencia total o parcial de extremidad/es, déficit de fuerza muscular, hipertonía, ataxia, atetosis, limitado rango de movimiento articular, corta estatura o diferencia en la longitud de las piernas.
  • Visual.
  • Intelectual.

Cada deporte tiene un sistema propio de clasificación que detalla qué tipos de deficiencia de las expuestas se admiten para competir en la modalidad deportiva correspondiente y también establece el Criterio de Deficiencia Mínima que se exige para ser elegible.

Los cuatro pasos de la clasificación:

Los deportistas son evaluados por los clasificadores, que trabajan conjuntamente formando un panel de clasificación. Estos clasificadores han sido formados, evaluados y certificados por la Federación Deportiva correspondiente. Durante la evaluación del deportista, se plantean cuatro preguntas que se responderán a lo largo del proceso de evaluación:

¿Tiene el deportista una deficiencia elegible para el deporte en cuestión?

¿Cumple dicha deficiencia el Criterio de Deficiencia Mínima para ese deporte?

¿Qué Clase Deportiva encaja mejor con la limitación en la actividad que presenta el deportista?

¿Qué estatus le corresponde al deportista tras finalizar el proceso de clasificación?

 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es la clasificación de la discapacidad?

La clasificación es el mecanismo para estructurar la competición paralímpica de manera que se asegure que el mejor deportista tiene más posibilidades de éxito (el más habilidoso, fuerte, rápido, táctico…), y no el deportista con una discapacidad menos severa.

¿Cómo se asegura en el deporte paralímpico que la competición es justa?

La clasificación de la discapacidad estructura la clasificación agrupando a los deportistas en clases, en las que competirán contra rivales que presenten las limitaciones similares a la hora de realizar las actividades propias del deporte en cuestión. En deportes de equipo, la composición de los equipos está supeditada al número de clases o puntuación máxima que pueden tener los jugadores durante el juego.

¿Por qué necesito ser clasificado?

Para asegurar una competición justa, todos los deportistas deben tener asignada una Clase Deportiva y un Estatus Deportivo. La única forma de conseguir una Clase Deportiva y un Estatus Deportivo es acudiendo a una sesión de evaluación llevada a cabo por un panel de clasificación de manera oficial.

La Clase Deportiva determinará en qué clase entrará el deportista en la competición, mientras que el Estatus Deportivo marcará cuándo se le es requerido asistir a subsecuentes sesiones de evaluación.

¿Soy elegible para competir en un deporte? ¿En cuál?

Para ser considerado elegible para competir en un determinado deporte deben cumplirse dos criterios:

  1. Tener una deficiencia elegible. Dichas deficiencias aparecen descritas en la sección 2, capítulo 3.13 del IPC Handbook. Además, se solicitará al deportista documentación médica que detalle información de su discapacidad al panel de clasificación.
  2. Si el deportista tiene una deficiencia elegible, ésta también debe cumplir el Criterio de Deficiencia Mínima, que asegura que existe una limitación en la actividad en el deporte en cuestión.

Si el deportista desea competir en un deporte, puede contactar al Comité Paralímpico Español o a cualquier Federación Deportiva para obtener información acerca de las oportunidades de clasificación que pueda haber a nivel regional o nacional.

¿Cuándo y cómo se realiza la clasificación?

Los deportistas acuden a las sesiones de evaluación generalmente los días previos a la competición, en el mismo lugar de dicha competición. Sin embargo, no hay sesiones de evaluación en todas las competiciones, por lo que el deportista necesitará consultarlo con la Federación Deportiva en cuestión.

Todo deportista debe ser evaluado al comienzo de su etapa competitiva. Algunos solo serán evaluados una vez en su vida, mientras que otros puede que se les solicite acudir a las sesiones de evaluación regularmente, especialmente cuando suben de nivel de competición (regional, nacional e internacional).

¿Quién clasifica a los deportistas?

Los deportistas son evaluados por clasificadores oficiales, que trabajan en un grupo llamado “panel de clasificación”. Estos clasificadores son formados y certificados por la Federación Nacional y/o Internacional. Los clasificadores son expertos de su deporte y de un tipo determinado de discapacidad.

¿Quién puede acudir conmigo a una clasificación?

El deportista podrá ser acompañado de una persona y de un intérprete (si es necesario). Esta persona debe conocer al deportista y estar familiarizada con la discapacidad e historia deportiva del mismo.

¿Qué sucede si no estoy de acuerdo con la Clase Deportiva que me ha sido asignada?

El panel de clasificación toma decisiones transparentes y basadas en la evaluación del deportista, y respaldadas por el reglamento de clasificación del deporte en cuestión. No obstante, puede suceder que el deportista no esté de acuerdo con el resultado de la sesión de evaluación. Para ello existen las reglas de reclamaciones y apelaciones, las cuales indican:

  • Quién puede presentar una protesta.
  • En qué momentos se pueden presentar.
  • Documentos necesarios.
  • Precio de la protesta.

La decisión final tras la resolución no puede ser apelada. Estas reglas aparecen detalladas en el documento: “Estándar Internacional de Reclamaciones y Apelaciones”: http://www.paralimpicos.es/sites/default/files/inline-files/2018_02_07%20Estandar%20Internacional%20Reclamaciones%20y%20Apelaciones_0.pdf

 Ya he sido clasificado, ¿por qué necesitaría clasificarme otra vez?

La necesidad o no de acudir a futuras sesiones de evaluación será especificada en el Estatus Deportivo, el cual viene determinado por la edad o el tipo de deficiencia del deportista (p. e., Deportistas con deficiencias progresivas o fluctuantes). Un deportista también puede verse obligado a acudir a una sesión de clasificación debido a una protesta.

¿Necesito estar clasificado para cada deporte en que me gustaría participar?

Sí. Cada deporte requiere actividades diferentes, las cuales pueden verse afectadas por la discapacidad de forma diferente. Por tanto, la Clase y Estatus Deportivos son individuales de cada deporte, siendo necesario clasificarse de forma individual para cada uno de los deportes en los que se quiera competir. Además, las clases y estatus pueden varias de la modalidad practicada dentro de un mismo deporte (p.e. carreras y saltos -T- y lanzamientos -F en atletismo).

¿Cómo me puedo convertir en clasificador?

Los clasificadores son formados y certificados por las Federaciones Nacionales y/o Internacionales. Los clasificadores son expertos de su deporte y de un tipo determinado de discapacidad (discapacidad visual, intelectual o física).