España regresa del Mundial de Atletismo Paralímpico de Dubái con ocho medallas y nueve plazas para los Juegos

El equipo español cerró su participación en los Campeonatos del Mundo de Atletismo Paralímpico de Dubái (Emiratos Árabes) con un total de ocho medallas, cinco de plata y tres de bronce. La competición, celebrada entre el 7 y el 15 de noviembre, deja también nueve plazas de clasificación para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

La gran triunfadora de la delegación española fue Adiaratou Iglesias. La atleta con discapacidad visual se proclamó doble subcampeona mundial en las pruebas de 100 y 200 metros T12 en dos jornadas consecutivas. En 100 metros, la gallega de origen maliense mejoró en las series su mejor marca personal, con un tiempo de 12”16, que aún logró rebajar un poco más en la final, hasta los 11”99.

Y en los 200 metros, la lucense mejoró su registro histórico hasta en tres ocasiones, con 24"58 en la primera ronda, 24"45 en la semifinal y 24"31 en la lucha por las medallas. En ambas ocasiones, la española de 20 años sólo fue superada por la cubana Omara Durand,  que se llevó los dos títulos con unas marcas de 11”66 y 23”57. Con este resultado, Adiaratou Iglesias dejó sellada su presencia en los Juegos de 2020.

Yassine OuhdadiOtro debutante en un campeonato del mundo, Yassine Ouhdadi, logró ser segundo en la prueba de 5.000 metros T13. Tras una gran estrategia de carrera, el catalán completó la distancia en un tiempo de 14'42"12 y estableció un nuevorécord de Europa. Únicamente fue más rápido el australiano Jaryd Clifford (14’40”40), que no consiguió despegarse hasta la última curva.

Las otras dos medallas de plata españolas las consiguieron los lanzadores valencianos Kim López y Héctor Cabrera, ambos pertenecientes también a la Federación Española de Deportes para Ciegos.  En jabalina, Héctor Cabrera demostró desde el inicio su buen estado de forma con un primer intento de 64,89 metros, que supone una nueva plusmarca mundial de la clase T12. El oro se lo llevó el gran favorito, el iraní Behzad Azizi (T13), que alcanzó los 65,04 metros.

Héctor Cabrera y Kim López con su entrenadorEl vigente campeón paralímpico en lanzamiento de peso, Kim López, también se colgó la plata pese a no llegar a Dubái en su mejor momento. Con un mejor registro de 15,69 metros en la segunda tentativa, el atleta español no pudo con el ucraniano Roman Danyliuk, que batió el récord del mundo con un lanzamiento de 16,69.  Esta medalla, además, le da a López la oportunidad de defender el título en Tokio.

Las pruebas de salto de longitud también contaron con dos españoles en el podio recogiendo sendos bronces. La primera en hacerlo fue Meritxell Playà, en la clase T11 para deportistas ciegas totales. La barcelonesa de 21 años protagonizó un concurso muy regular, con cuatro saltos por encima de los 4,60 metros, y finalmente fue el segundo, de 4,74 el que la aupó al tercer cajón del podio. La china Guohua Zhou, con  4,92 m., y la ucraniana Yuliia Pavlenko, con 4,87, completaron el medallero. 

Y en uno de los eventos más emocionantes para la delegación española, el zaragozano Iván Cano acarició por momentos la medalla de oro, aunque finalmente terminó tercero. El alicantino rompió por fin la barrera psicológica de los siete metros y logró su mejor marca personal con un salto de 7,04 metros. Tras lograr el español este salto, el uzbeco Bekjon Chevarov y el estadounidense Isaac Jean-Paul tuvieron que esforzarse para superarlo y lo hicieron finalmente con 7,23 y 7,18 metros, respectivamente.

Salto de Iván CanoLa primera medalla de la delegación española y la única que no lograba un atleta con discapacidad visual fue el bronce de José Pámpano en los 800 metros T38 para corredores con parálisis cerebral, prueba que no forma parte del programa paralímpico y, por tanto, no da plazas para Tokio 2020.  El extremeño de 40 años, que había anunciado su retirada tras esta competición, cierra con este bronce una exitosa trayectoria deportiva en la que ha logrado una medalla de plata y tres diplomas en sus tres participaciones paralímpicas: Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012.

Los otros seis medallistas españoles sí han conseguido su billete para los Juegos de Tokio. Además, otras tres atletas dieron a España plazas para la gran cita de 2020, aunque en este caso no son nominales. Se trata de la madrileña Sara Martínez, cuarta en salto de longitud T12; la barcelonesa Melani Berges con el guía Jaime del Río, cuartos en 400 metros T12, y la actual campeona mundial de triatlón, Susana Rodríguez, que con el guía Celso Comesaña cerró la participación española en Dubái con otro cuarto puesto en 1.500 metros T11.

El relevo españolTambién terminó en cuarta posición, aunque sin plaza para Tokio, el equipo español en el relevo universal de 4x100 metros. El combinado nacional estuvo formado por una atleta con discapacidad visual (Adiaratou Iglesias), otra con prótesis en las piernas (Sara Andrés), un deportista con parálisis cerebral (Lorenzo Albaladejo) y otro en silla de ruedas (José Manuel Quintero).

La selección española la formaron en total 37 atletas con discapacidad física, intelectual, visual o parálisis cerebral, más nueve guías. Entre los deportistas con discapacidad visual que no consiguieron subir al podio estuvieron Gerard Descarrega-Guillermo Rojo, quienes no pudieron revalidar el título mundial de 400 metros porque fueron descalificados tanto en esta prueba como en la de 100 metros. Tampoco se acercaron a las primeras posiciones los otros dos medallistas españoles en Río 2016, Alberto Suárez, que fue octavo en 5.000 metros T13aunque ya tiene la plaza para Tokio tras ganar la plata en el Mundial de Maratón del pasado mes de abril, e Izaskun Osés, también octava en 1.500 metros T13 tras una temporada en la que una enfermedad la ha mantenido alejada de las pistas durante meses.

En cuanto al resto de deportistas con discapacidad visual, compitieron en Dubái José Luis Fernández (6º puesto en 400 metros T12), Álvaro del Amo (7º en lanzamiento de peso y 11º en disco F11),  Xavi Porras (7º en salto de longitud T11), Lia Beel-David Alonso (7º en 400 metros y descalificados en 200 T11),  Sara Fernández (8º en longitud T12 y 9º en jabalina T13), Martín Parejo-Albert Selva (9º en longitud y 12º en 100 metros T11), Salvador Cano (9º en jabalina T13),  Manuel Garnica-Hassan Daniel Izzeddine (10º en 1.500 y retirados en 5.000 metros T11),  Nagore Folgado-Joan Raga (11º en 100 y 12º en 200 metros T12) y Joan Munar-Mark Ujakpor (10º en 400 y 19º en 100 metros T12).

La Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física contó con siete representantes en Emiratos Árabes, entre los que destacaron sus tres deportistas con prótesis en las piernas: Sara Andrés (5ª en 100 metros con récord del mundo de su clase y 7ª en longitud), Desirée Vila (8ª en longitud y 9ª en 100 metros) y Alberto Ávila (9º en 200 y 11º en 100 metros). Con ellos compitieron dos saltadores con discapacidad en los brazos, Daniel Pérez (9º en altura y 13º en longitud) y Carlos Pérez (12º en longitud), así como el velocista en silla de ruedas José Manuel Quintero (24º en 100 y descalificado en 400 metros) y el lanzador sentado David Fernández (9º en peso).

En representación de la Federación Española de Deportes de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido acudieronotros cuatro deportistas: la velocista de 14años Tania Castillo (7ª en 400 y 8ª en 100 metros T38), el velocista y saltador Lorenzo Albaladejo (7º en longitud, 13º en 100 metros y descalificado en 400 T38) y los mediofondistas José Manuel González Santamaría (4º en 800 y 12º en 400 metros T36) y Mohamed Raiss (14º en 1.500 metros T38).

Por último, tres deportistas de la Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual compitieron entre sí en los 400 metros T20: Deliber Rodríguez (7º), Fernando Batista (15º) y Dionibel Rodríguez (16º).

Diez de los deportistas españoles presentes en este Mundial son fruto del Equipo Liberty Seguros de Promesas Paralímpicas de Atletismo, que pretende servir de trampolín para que los jóvenes que comienzan a despuntar puedan alcanzar el alto nivel. Se trata de Nagore Folgado y Tania Castillo, que aún forman parte de él, y de Sara Andrés, Alberto Ávila, Lia Beel, Iván Cano, David Fernández, José Luis Fernández, Daniel Pérez y Meritxell Playà.

En los anteriores Campeonatos del Mundo, celebrados en Londres en 2017, la selección española consiguió 11 medallas -una de oro, tres de plata y siete de bronce-, mientras que en la cita de Doha 2015 conquistó diez metales -un oro, cinco platas y cuatro bronces-.

 

Categoría