José Manuel Ruiz inicia su recuperación tras romperse el tendón de Aquiles con la intención de llegar a sus séptimos Juegos Paralímpicos en Tokio

La rotura del tendón de Aquiles que José Manuel Ruiz sufrió el pasado sábado 27 de marzo mientras jugaba un partido de liga de la Superdivisión de tenis de mesa en Pontevedra le ha hecho pasar por el quirófano y dar comienzo a una recuperación exprés que tiene como gran objetivo estar listo en menos de cinco meses para poder participar en Tokio en lo que serían sus séptimos Juegos Paralímpicos

Al día siguiente de la lesión, el palista granadino viajó a Madrid para ser valorado por el Servicio Médico del Comité Paralímpico Español-Sanitas y ante el alcance de la misma se decidió proceder a una intervención quirúrgica que se llevó a cabo el martes 30 en la Clínica CEMTRO

Tras la operación realizada con éxito, se puso en marcha toda la planificación para abordar la recuperación del medallista paralímpico, que deberá ser muy precisa, rápida y coordinada, con el objetivo de que pueda estar listo para competir a partir del 24 de agosto en la capital japonesa. 

Está previsto que Ruiz viaje inmediatamente de regreso a Granada, donde comenzará con el proceso de recuperación y también con la preparación física, que no puede detenerse, para lo que su equipo deberá implementar técnicas de entrenamiento del tenis de mesa sin estar de pie. 

No obstante, el plan de recuperación incluye periodos de estancia en Madrid en las manos de los equipos médicos y de fisioterapia del Comité Paralímpico Español y Sanitas, todo ello con un objetivo inicial marcado: poder estar entrenando casi al cien por cien un mes antes del inicio de los Juegos. 

José Manuel Ruiz ha querido agradecer el trabajo y las atenciones recibidas durante estos días tras la lesión por el Comité Paralímpico Español y la Real Federación Española de Tenis de Mesa, que en todo momento han estado atendiendo sus necesidades, con especial mención a la responsable del servicio médico paralímpico, Josefina Espejo, y el director técnico de la federación, David Corral.

Si el proceso de recuperación tiene éxito según lo previsto, el palista granadino, que ya tiene la plaza asegurada para participar en Tokio, podrá cumplir su sueño de sumar la que sería su séptima participación en unos Juegos Paralímpicos. Uniría su participación a las de Atlanta 1996, Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, en las que ha logrado un total de tres medallas de plata y dos de bronce.